Diversidades por la Patria Productiva

El día Viernes 4 y el sábado 5 de junio se llevaron a cabo dos encuentros virtuales con las compañeras del Instituto Patria del espacio Diversidades por la Patria Productiva: Vilma Cabrera, Cecilia Moreno y Mirian Lorenzon y varias compañeras integrantes de la Asociación de Mujeres de la Actividad Marítima, Fluvial y Lacustre AMAMFyL. También nos acompañó la compañera Nancy Jaramillo, la primera capitana de buques pesqueros.

Se resaltó y agradeció el compromiso y gestión de las compañeras en el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (Dirección Nacional de Coordinación y Fiscalización Pesquera y SENASA), organismo con el que vamos construyendo en conjunto la proposición de políticas públicas de inclusión de la mujer en el ámbito laboral pesquero.

Como punto de partida, se incorporarán 13 compañeras al plantel de Inspectores Embarcados de la actividad pesquera a nivel Nacional y el desafío que se advierte es brindar la formación y acompañamiento necesarios para que puedan desarrollar su tarea en un ámbito inclusivo y sin violencia.

En el ámbito pesquero, no solo los distintos empleos están culturalmente estereotipados como masculinos y las mujeres difícilmente pueden acceder a ellos, sino que además la segregación se extiende a las pocas mujeres que ocupan lugares a bordo quienes son permanentemente discriminadas por su condición de género. Por este motivo no solo tenemos que perseguir la igualdad de oportunidades para las mujeres y los hombres, sino además elaborar estrategias que permitan que el cambio sea integral.

En este mismo sentido se conversó también que, si el Régimen de Promoción y Participación de las Mujeres y Diversidades en el Sector Pesquero es aprobado en Diputados (cuenta con media sanción en Senadores), les Inspectores de Pesca a bordo podrían colaborar en el seguimiento del cumplimiento del Cupo que establece dicho Régimen (30% mujeres – 1% diversidades) llevando un relevamiento de las mujeres y diversidades que contratan las empresas pesqueras.

Las compañeras del Casino Flotante expusieron la discriminación y cosificación de la que son objeto en sus puestos de trabajo. La falta de condiciones dignas de trabajo, como por ejemplo la falta de acceso al agua potable gratuita durante sus horarios laborales.

Surgió como un caso curioso un reclamo que le hicieron a una trabajadora que utilizo una botella de agua para hidratarse. La curiosidad vino justamente con otros comentarios que se hicieron en torno al agua. Una compañera que venia del sector privado dijo que le cobraban el agua. Las compañeras del MAGyP y del Senasa comentaron que ese fue un tema cuando subió la administración de Cambiemos que también sacaron los bidones de agua y pusieron filtros usar el aguas del tanque.

Debatimos sobre la necesidad de implicar y sensibilizar a los actores que intervienen en los sectores; pesquero, mercante, fluvial y de buques de servicios puntualmente a quienes imparten la capacitación específica en estos ámbitos y a los empresarios, que tienen la posibilidad y la responsabilidad de facilitar el acceso de las mujeres y diversidades a los empleos de a bordo.

Otro compromiso, ahora sindical es mantener las Libretas de Embarco actualizadas y en condiciones para poder embarcar en el momento que se lo requiera. Destacamos además que dicha tramitación (imprescindible para poder embarcar) tiene un costo aproximado de $ 30.000 para renovar los cursos obligatorios (por ejemplo STCW95) y que en reiteradas oportunidades las compañeras realizan dicha renovación y luego no son tenidas en cuenta para ocupar los empleos a bordo por su condición de mujer. Este problema no se evidencia con tanta fuerza porque queda oculto por el mayor, la falta de mujeres con libretas.

Una de las participantes comentó sobre el espacio de encuentro como: “Un espacio de contención donde se pueden exponer las realidades de mujeres desventajadas, discriminadas, relegadas, que han dado su máximo esfuerzo para formarse y desempeñarse profesionalmente en la actividad a bordo. Es para nosotras fuente de esperanza y fuerza poder militar juntas, en redes solidarias y comprensivas, agradecemos su vocación de servicio y empatía.”

También puede gustarle...

4 Respuestas

  1. Lucia dice:

    Gracias por su apoyo y compromiso Comaperxs. Revindicar los derechos de las mujeres trabajadoras nos une y fortalece. Aprendemos a militar con ustedes. Muchas Gracias

  2. Patricia dice:

    Muchas gracias compañeras! La unidad es el camino.

  3. lorena Navarro dice:

    Me encantó la nota, exponer todo lo que nos pasa y dejar de ser invisible a todos, basta de tantas injusticias ! Es hora de que nos despertemos y sigamos para adelante , juntas se puede 💪💪💪👏👏👏

  4. SUCHO dice:

    “El” espacio de contención (donde se pueden exponer las realidades de mujeres trabajadoras desventajadas, discriminadas, relegadas) Es y será, la militancia, la unidad en diversidad, la organización para fortalecer las pequeñas grandes luchas cotidianas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.